Premios 20Blogs
Amor Eterno
Notas:
Los párrafos impares corresponden a un fragmento de un poema que es parte de la "Historia de Rosa en el Cáliz", recitado durante la 404a. noche de "Las mil Noches y una Noche". Los párrafos pares son palabras mías.
Puede leerse de 3 formas: las 2 narraciones por separado y la unión de ambas en continuado de modo de mostrar el salto desde una pena por amor, hasta la persistencia del amor en el tiempo, mil años después.
¡El ejército de mi paciencia quedó vencido y derrotado!
¡Sin cálculo arriesgué mi vida por su amor;
Pero el riesgo de mi vida es el menor de los peligros que corrí!

No puedo llamar sufrimiento al tiempo que esperé por tu amor, habiendo sido infinitamente mejor lo que recibí a cambio. Fue mi vida en el pasado un sirviente del destino, vagando sin rumbo hasta que llegaste a mí. Cuando nada parecía tener sentido, tu presencia como un vaso de agua en el desierto, trajo la única respuesta que ansiaba.

¡Ojalá no sean castigados mis ojos por haber visto en el recinto prohibido
A esa maravillosa belleza más resplandeciente que la luna!

Te llevo siempre en mi mirada como el primer día que te vi, cuando te veo largamente sin que lo notes y al cerrar los ojos cuando no estás. Llevo conmigo la imagen que perdura sin cambios a través del tiempo, tu belleza eterna dentro del corazón.

¡Caí en tierra herido, con el corazón traspasado por las flechas
Que sin arco disparan sus anchos ojos maravillosamente rasgados!

Puedo repetirte día tras día, aunque te cueste creerlo, que tu mirada consigue conmoverme y hacerme temblar como si me asomara a tus ojos por vez primera. Puedo a la vez vivir y morir en ellos, por infinito amor y dulce dolor.

¡Me ha seducido con la armonía de sus movimientos y su ligereza;
Su ligereza que no igualaría la flexibilidad de la rama joven sobre el tronco del sauce!

La delicadeza de tu cuerpo lo hace parecer tan frágil entre mis brazos que temo romperlo al rodearlo. Te contengo suavemente como a un pájaro que tiembla agitado en mi mano, sintiendo nuestro pecho respirar el mismo aire.

¡Con toda mi alma le imploro socorro para mis penas y quebrantos!
¡Pero ella me redujo al triste estado en que me veis,
Y sólo su mirada seductora causó mi perdición!

No recuerdo ya otro tiempo anterior a esta dicha, habiendo por voluntad de tu amor, muerto y renacido en una mejor persona. Tomaste mi mano y caminamos juntos el camino, y me diste la confianza de saber que toda la agonía había valido la pena, que la angustia bañada por la luz de la mañana tiene otro color, y todo tiene solución mientras estés siempre a mi lado. Unidos los dos eternamente en uno.

Comentar en los Foros

1 comentario:

Mariela Daventini dijo...

Que lindo otra vez más!!! Muy bueno eso de leerlo de 3 formas distintas! Hice toda la tarea y la disfruté imaginando tu cara - como si la leyeras-.
Yo se lo dedico a mi hija, que lleva el nombre de una persona muy importante en mi vida: mi abuela Josefina. Ahora ella me mira desde un lugar del Universo, me sigue amando, está orgullosa de mí y mis elecciones, a veces me visita en sueños y me da fuerza para seguir adelante. Ja! Todo igual que la flaquita Josefina. Será que volvió en ella???


Comentarios