Premios 20Blogs
El Abandono de Utopía
¿Por qué la gente abandonó la ciudad de Utopía? Esto fue siempre un misterio que nadie pudo responder ciertamente. Tal vez lo más extraño es que "La Gran Ciudad" o "La Capital del Mundo", como comenzó a llamársela desde su concepción, fue en su momento el proyecto más ambicioso jamás imaginado por el hombre. Se dice que para su construcción se gastaron cientos de millones, o miles de millones, o millones de millones; como sea, fue una cantidad inmensa para la época. No hubo obstáculo insuperable cuando la totalidad de las naciones se unieron para llevar a cabo el último sueño.

Al poco tiempo de su inauguración, la cual fue en sí un acontecimiento que paralizó a la humanidad toda, las familias comenzaron a dejar la ciudad, de forma lenta al principio aunque luego en grandes oleadas, como si estuvieran escapando más que emigrando. Fue muy raro ver en tan breve lapso el movimiento opuesto de tanta gente que antes había dejado todo para mudarse casi frenéticamente a la nueva ciudad. La oportunidad parecía única: se habían trazado los cauces de ríos llenos de peces coloridos, y dibujado el contorno de lagos cristalinos, se levantaron montañas y se allanaron valles para que la ciudad se asentara en el mejor lugar imaginable. Se hizo llegar, incluso, hasta al mismo mar para que bañara las playas de finas y suaves arenas blancas para que nada faltara.

La Capital del Mundo se convirtió rápidamente en una ciudad fantasma y ya nadie permaneció en ella para admirar sus maravillas. Quedaron vacías las casas que fueron testigo brevemente de muchas esperanzas e ilusiones. No sobraba el lujo en las construcciones, pero cada casa contenía todas las comodidades necesarias para vivir y mucho más, cada ambiente provocaba asombro y una sensación de descubrimiento a cada paso. La arquitectura y el diseño tuvieron un avance de décadas durante el desarrollo del proyecto.

Este monumental fracaso para el hombre pudo haber sido un gran golpe que lo lastimara profundamente por los siglos venideros, pero fue sin embargo olvidado velozmente y la atención se dirigió hacia otros temas. Será por eso que a nadie le importó encontrar la respuesta a este interrogante. ¿Por qué la gente abandonó la ciudad de Utopía? Si tengo que arriesgar una explicación, diría que esta iniciativa estuvo condenada desde el instante mismo en que fue ideada, porque ni la imponencia, ni ninguna maravilla, ni todas las comodidades pueden fijar nuestro camino; porque no hay lugar en el mundo mejor que el que elegimos con el corazón. No hay otro hogar, no hay otra historia, no hay otro destino más que el que nosotros escribimos.

Comentar en los Foros

No hay comentarios:


Comentarios