Premios 20Blogs
La Copa Mundana
Terminó el mundial. Para mí terminó hace más de una semana y ya estoy realmente harto del fútbol, las vuvuzelas, "el nene con frac", el waka-waka y Shakira. Aunque me digo a mí mismo que no voy a malgastar tantas ganas en el próximo, sé que dentro de 4 años voy a estar de nuevo ahí. Hay muchísima gente a la que no le interesa para nada, y aquellos otros que eligen no seguir lo popular. Después de todo, pensarán, mundial y mundano tienen un significado común.

Como siempre pasa solo hay un país ganador, el resto se queda con tristezas y tal vez algunas pocas alegrías y victorias en el camino. Cuando un final nos decepciona nos sentimos hasta físicamente mal, queremos patalear, volver el tiempo atrás, olvidarnos de todo. Con el mundial de fútbol es fácil sentirse mal, porque lo esperamos ansiosamente y la expectativa no deja de crecer hasta que vemos acercarse rápidamente la pared contra la que chocamos, porque la gran mayoría de los perdedores deben esperar cuatro años más para una nueva oportunidad.

Son muchos años de espera para lograr un sueño. Imaginemos que de alguna forma podemos conocemos los resultados de la próxima copa del mundo. Más allá de que podríamos llenarnos de plata en las apuestas, sin ninguna expectativa previa seguramente el mundial ya no tendría sentido para nosotros. Y si el resultado final fuera lo más importante, ¿qué nos impulsa a volver una y otra vez a vivir las mismas experiencias frustrantes?

A veces me siento como ese país chiquito que apenas, si tiene suerte, lo van a dejar participar. Que además el lugar que se gane costará enorme esfuerzo y sacrificio, y que aún logrando entrar al círculo selecto las posibilidades de sobresalir son mínimas, posiblemente nadie se acuerde luego de él y tenga que volver a empezar desde el principio. Todos nos sentimos así a veces, y a pesar de todo nos levantamos nuevamente y seguimos insistiendo, porque sabemos, al final de cuentas, que el camino recorrido es tan importante como llegar a la meta.
Comentar en los Foros

No hay comentarios:


Comentarios