Premios 20Blogs
El Lugar Señalado (Pasaje de Tren 2)
Todos los días paso dos veces con el tren junto a un lugar que todos pueden ver si prestan atención, y seguramente los más observadores habrán visto cambiar con el tiempo. Cuando se vuelve una pesada rutina repetir constantemente el mismo viaje, estos pequeños cambios no se nos pasan por alto. A lo largo de muchos años se puede, incluso, imaginar una historia con ellos.

Un día aparecieron unas flores a un lado de las vías, también una simple cruz que más adelante fue reemplazada por otra más grande, pero el detalle de las flores es una constante que siempre permaneció inalterable, siempre están presentes frescas y muy vivas señalando ese lugar. Allí no hay otra cosa, solamente un corredor de tierra y pasto silvestre entre una larga pared que separa de las vías el fondo de las casas, hacia el norte se puede ver a 100 metros un puente elevado por el que cruza otro tren, y nada más.

El tiempo siguió su curso pero sin embargo alguien no dejó que sus recuerdos desatendidos se perdieran en el pasado. En aquel lugar sembró un árbol, que al principio no fue más que un arbusto y con los años creció lento pero seguro, y hoy ya es un señor árbol, flaco y delicado pero que seguramente seguirá creciendo cada vez más robusto. Donde está la cruz se levantó además una especie de altar o alguna construcción pequeña que desconozco, muy cuidada, con ofrendas que siguen apareciendo.

Me pregunté mil veces cuál será la historia ocurrida en aquel lugar señalado. Es inmediatamente obvio que alguien sufrió una pérdida que merece ser recordada, aunque no fue sino a medida que las señales fueron creciendo y cambiando que uno pudo comenzar a darse una idea de cuánto amor hay detrás, en la mano que cuida la tumba, en los ojos que lloran sin que nadie los vea. Ahora construyeron incluso un banco alargado, y tal vez haya un día donde uno o varios seres dolientes pueden ser vistos allí sentados, pero yo nunca los he conocido.

Todos los días paso dos veces por ese lugar, como si viera un cuadro a la vez de una triste película muda que empezó un día sin darme cuenta y que todavía continúa. Veo sin pausa desarrollarse una obra presentada ante mí sin saber quienes son los protagonistas. ¿Quién es el dueño de tanto dolor? ¿Quién es el ser tan querido cuya memoria seguirá siempre viva?
Comentar en los Foros

Comentarios